147 Del castigo al homosexual

Bartolomé dijo: Y para el hombre que tiene intercurso con hombres, ¿Cuál es el castigo?
 

 

Es lamentable decirlo, pero la contundencia de los hechos presentan la triste realidad, y es que las modernas sociedades de cualquier punto de la esfera terrestre se han contaminado con diversidad de vicios y perversiones, que infelizmente siempre han existido , ahora esta calamitosa situación de aberrantes desenfrenos sexuales que toleran las leyes humanas sin oponer freno alguno, se ha tornado en espantosa pandemia, con la expansión sin fronteras del virus asqueroso de inmoralidades y concupiscencias, cundiendo no sólo en el seno de las familias, sino también, ¡quién lo hubiese imaginado! hasta en el interior de las propias organizaciones confesionales.
Jeú dijo: El castigo del hombre que tiene intercurso con hombres y el del hombre con quien lo tiene, es el mismo del blasfemo.
 

 

Y es tan terrible el karma para los homosexuales y lesbianas, en cuyo círculo infernal también se encuentran pedófilos e incestuosos, y asimismo, cuantos practican la necrofilia, zoofilia, orogenitalismo, o cualesquiera de las desviaciones provenientes del infra sexo, que les corresponde el mismo pavoroso castigo inherente a los blasfemos.
 

 

Cuando su tiempo se completa en la esfera, los recibidores de Yaldabaoth vienen por su alma, y él y sus cuarentinueve demonios toman venganza en él durante once años.
 

 

Cuando ocurre la muerte física de estos lamentables engendros abismales, Yaldabaoth y sus cuarentinueve demonios toman dichas almas y las zarandean con sus castigos durante once años.
 

 

Después la llevan a los ríos de fuego e hirvientes mares, que están llenos de demonios con cara de cerdo. Ellos la muerden y toman venganza en los ríos de fuego durante otros once años.
 

 

También las llevan a los ríos de fuego e hirvientes mares correspondientes a las piaras inmundas de los más tétricos infiernos, donde famélicos aguardan a quienes adquirieron en vida las atrocidades características de los puercos, los demonios con cara de marrano, quienes voraz e incesantemente, les muerden y desgarran durante otros once años.
 

 

Después la llevan a las tinieblas exteriores hasta el día del juicio cuando la gran tiniebla es juzgada; entonces será destruida y disuelta.
 

 

Cumplido lo anterior, dichas almas son llevadas directamente a padecer la muerte segunda en las tinieblas exteriores, hasta que finalmente sean disueltas en su totalidad. Sin embargo, ¡Oh, qué portento! la Misericordia de Dios es ilimitada, pues permite a quienes ahora, todavía encarnados, quieran a tiempo arrepentirse y aprovechando la Ley del Once que puede dulcemente cerrar las fauces del León más indómito, regresen plenamente regenerados a los Misterios de la Luz. (11=La Persuasión; 11+11=22=El Regreso a la Luz).

 


Del castigo del sucio acto de hechicería.

 
Tomás dijo: Hemos oído decir que hay algunos en la tierra que toman el semen del hombre y la sangre menstrual de la mujer, hacen con esto una sopa y se la toman diciendo: Tenemos fe en Esaú y Jacob, ¿Es esto correcto, o no?

 
Existen en el mundo infinidad de demonios encarnados entre los hombres queriendo conquistar adeptos con el falso señuelo de prolongarles la vida y juventud, virilidad y salud, asegurándoles engañosamente poder y riquezas, así como un sin fin de placeres invertidos con los cuales anhelantes quieren revolcarse los degenerados y concupiscentes. De ese modo, en su afán tenebroso han enseñado a los terrícolas las más aberrantes atrocidades, como aquella de hacer un compuesto con la pestilente semilla eyaculada por los fornicarios más el drenaje menstrual de la mujer, el cual revuelto y transformado en una pócima infernal, beben los endemoniados invocando los nombres de Esaú y Jacob, quienes de algún modo, hasta nuestros días carentes de Realeza Divina, han llenado el vacío en esa especie de interregno, pues la Primogenitura de Esaú había sido subrepticiamente suplantada por la astucia de Jacob, quien aún perdonado por sus méritos posteriores, no ha dejado de ser el inductor de la fatal transgresión, que hoy estigmatiza a la religión fracasada.

 
Jeú se encolerizó con el mundo en esa hora y dijo a Tomás: En verdad os digo: Este pecado es más atroz que todos los pecados e iniquidades. Tales hombres serán llevados inmediatamente a las tinieblas exteriores y no serán devueltos a la esfera, y perecerán siendo destruidos en las tinieblas exteriores en una región donde no hay piedad ni Luz, y sí sólo aullidos y crujir de dientes. Y las almas que sean llevadas a las tinieblas exteriores no regresarán, sino que serán destruidas y disueltas.

 

Si hasta aquí se ha dado a conocer al Kristo dulce y apacible, llega el caso de la tremenda contrariedad que encolerizado experimenta el Salvador al escuchar tal despropósito, asegurando con energía e indignación que dicha práctica diabólica es el más atroz pecado e iniquidad que el terrícola pueda cometer, por lo que, al desencarnar con ese karma, es fulminante su descenso a las tinieblas exteriores, para padecer la muerte segunda en una región de extrema impiedad, donde no se cuenta con el menor resquicio de Luz, pero sí retumban los espeluznantes aullidos bestiales que profieren los condenados, quienes ante el penoso como lento desgarre que van experimentando sus fracasadas almas, chirrían los dientes en un aterrador crujir.Así que para quienes han tenido la fatal desgracia de incurrir en estas barbaridades, y están aún encarnados, lo que puedo recomendarles es que dejen cuanto antes sus inmundas prácticas , y sin cesar supliquen piedad al Altísimo, porque el Primer Misterio del Inefable es tan Misericordioso, que es posible, aunque no puedo asegurarlo, permita el poder reivindicatorio con la Divinidad, aunque sea sólo por una nueva oportunidad.
 

 

Del estado del Justo que no fue Iniciado.


Juan dijo: A un hombre que no ha cometido pecado, sino que ha hecho el Bien persistentemente, pero que no encontró los Misterios para pasar por los regidores, cuando salga de su cuerpo, ¿Qué le ocurrirá?


Juan pregunta al Salvador qué pasará con el hombre justo, que en vida persistentemente ha hecho el Bien, pero que no llegó a encontrar los Misterios; cuando desencarne ¿qué hará para pasar por entre los regidores? ¿será que sin la previa Iniciación en los Misterios podrá alcanzar las Regiones de la Luz?

 

Dijo Jeú: Si el tiempo de tal hombre se ha completado en la esfera, los recibidores de Baichoooch, que es uno de los Dioses de Triple Poder, vendrán a recibir su Alma con alegría y regocijo, y emplearán tres días viajando en círculos con ella e instruyéndola en lo concerniente a la creación del mundo, con gozo y alegría.


Cuando el tiempo de ese Hombre Justo se ha completado en la Tierra, los recibidores del Glorioso Baichoooch, esto es, Baghaván Aclaive, que es Uno de los poderosos Dioses de Triple Poder, quien se mantiene con el mismo cuerpo físico inmortal desde los tiempos de la remota Arcadía Neptuniana, reciben su Alma con regocijo, llevándola durante tres alegóricos días en circunvoluciones por los eones, para instruirla con beneplácito, respecto a los orígenes de los Cosmos y de las Humanidades.


Después la bajarán al Amenti y la instruirán en lo concerniente a los instrumentos de castigo, pero no tomarán venganza en ella allí; sólo la instruirán en lo concerniente a los castigos, y el humo de llama de los castigos sólo la alcanzará un poco.


Luego bajarán esa Alma hasta el Amenti, donde la instruirán respecto a las zonas de castigo, sin que éstas tengan ningún influjo sobre aquélla.


Después la llevarán al sendero del medio y la instruirán en lo concerniente a sus castigos, y el humo de las llamas sólo la alcanzará un poco.


Cuando Pistis Sofía es conducida a las regiones purgatoriales, el humo y llamas de sus castigos, apenas le afectarán en mínima proporción.


Después la llevarán ante la Virgen de Luz, y ella la juzgará y la depositará junto al pequeño Sabaoth, el Magnánimo, aquél del Medio, hasta que la esfera gire sobre sí misma, y Zeus y Afrodita vengan ante la faz de la Virgen de Luz, mientras Kronos y Ares vienen detrás de ella.


Después de ser llevada ante la Virgen de Luz para su juzgamiento, Pistis Sophía será depositada en el Medio al influjo Krístico del Pequeño Sabaoth, el Magnánimo, quien como Hermes Rafael o Mercurio Filosofal permanecerá expectante del desarrollo iniciático que pueda imprimir su futura materia, cuando Júpiter y Venus activen la Luna Virginal como Sol Radiante, mientras el Anciano de Días o Saturno cumpla la Obra en el tiempo y el espacio que el fuego de Marte le proporcionarán como base.


Y a esa hora ella toma esa Alma justa y la entrega a los recibidores para que ellos la coloquen en los eones de la esfera. Y los servidores de la esfera la conducen a un agua que está debajo de la esfera y un fuego hirviente se levanta y lame el Alma hasta purificarla por completo.Es entonces que la Madre Bendita entrega esa Alma Justa a los recibidores Samael y Jehová (Marte-Sol y Luna-Venus) para que dispongan sus Potencias Divinas en el crisol del cigoto, cuando los padres físicos del Alma encarnante se unan en condiciones favorables, esto es, con Amor y Castidad, preparando el advenimiento de un Ser puro.


Después viene Yaluham, el recibidor de Sabaoth, el Adamas, quien da la copa del olvido a las almas, y trae el agua del olvido y se la entrega al Alma; y ésta la bebe y olvida todas las cosas y todas las regiones por las que ha pasado.


Luego actúa Yaluham, con su inexcusable misión de hacer beber a las almas la copa del olvido, para que pierdan la memoria de todo lo acaecido en las regiones de la Muerte.


De la Copa de la Sabiduría


Después viene el recibidor del pequeño Sabaoth, el Magnánimo, aquél del Medio. El en persona trae una Copa llena con pensamientos de Sabiduría, y la cordura está en ella, y se la entrega al Alma. Y la depositan en un cuerpo que no podrá dormir ni olvidar por causa de la Copa de Cordura que se le ha dado, pero que acicateará su corazón persistentemente para buscar los Misterios de la Luz hasta encontrarlos, por medio de las decisiones de la Virgen de Luz, y heredar la Luz eternamente.


Finalmente interviene Rafael íntimo quien con su Poder Mercurial contiene la Copa de la Sabiduría, colmada de sensatez y cordura que ofrece al Alma Justa para que ésta la beba, y ya estando encarnada será movida incesantemente para que anhele de corazón encontrar los Misterios de Luz y poderlos realizar, pues la Virgen de Luz la ha predestinado para heredar la Luz eternamente en razón a su inigualable Dharma de incorruptibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s