110 LA CERTEZA DE PREDICAR LA PALABRA DE DIOS

Hoy, 30 de Diciembre, en el penúltimo día de este año común 2011, cuando desde la Tierra en que vivimos hemos podido experimentar la conmoción de los Universos, desde el inconmensurable Macrocosmos, pasando también por el maravilloso Microcosmos Humano, para finalmente intervenir con su influencia hasta el mismo infernal Tritocosmos, y a punto de ingresar a un año eminentemente apocalíptico en su dualidad de manifestación, tanto karmático por los tremendos acontecimientos que cobrarán mayor protagonismo a partir del mes de Mayo, así como Dhármico, en el sentido de manifestarse la Gloria de Dios en esta nuestra morada terrena, por las Revelaciones que harán posible trascender, para los acuciosos, despiertos, dignos y constantes en la Obra, este período de transición y homogeneizante entre lo material y lo espiritual.

 

 
Como una última oportunidad de poder acceder a los Grandes Misterios del Inefable aquí en la Tierra, para que podamos recuperar el Paraíso que hoy la humanidad mantiene perdido, con los Goces Divinos del deleitoso Edén, y pese a que se ha despreciado desaprensiva y torpemente las ocasiones propicias que en diferentes grados y tiempos los Cielos han provisto para que fluya el arrepentimiento real de los pecadores, renuevo ahora mi convite, como lo hice oportunamente hace ya 22 años con mi libro EL ADVENIMIENTO DE THUNUPA, EL KRISTO ROJO DE ACUARIO, para que la Ciencia Humana acceda a investigar y poner en vigencia a partir de este próximo mes de Marzo, mi Calendario Perpetuo propuesto en el mismo, y así poder sabiamente contemporizar, con su perfección, los acontecimientos definitorios que se avecinan, que sí bien tienen mucho de dolor, como cualquier parto natural, contienen la certeza de un nuevo alumbramiento realmente prometedor.
 
A modo de antesala, les proveo “aquí y ahora” dos componentes de los tres que contiene el Capítulo 110 de la Sagrada Biblia Gnóstica Esenia, parte integrante de la completa revelación que hace 17 años hice de la Obra Monumental de Jeú Mikael Aberamentho, Pistis Sofía, en mi condición de Alma Humana Divinizada como Gedeón Phidluz y viva encarnación de Felipe, quien como escriba del Sublime Mensaje, tuve la responsabilidad de apuntar la mayor parte de la Sagrada Enseñanza dicha en secreto a los 81 Discípulos, y que ahora en cumplimiento de la Profecía dicha por el Adorable Salvador, vuelvo para ponerla públicamente a disposición, justo para estos tiempos del final de un sistema cegado por el egoísmo, para que todos puedan acceder a su iluminado contenido, colmado de Amor por Jesucristo Resurrecto en favor de los Hijos de esta Gea, para que, los dignamente preparados, vuelvan a disfrutar la auténtica felicidad, esta vez en un Paraíso Celestial
Kent, Washington, E.U.N.A., Invierno Boreal en este Diciembre 30 del año común 2011.
Con Amor y Fe:
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ, en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ
 
CAPÍTULO 110
 
LA CERTEZA DE PREDICAR LA PALABRA DE DIOS
 
110.1 María pregunta sobre la Resurrección
 
Texto original:
Cuando Jeú dijo esto, María continuó y se arrojó a los pies de Jeú y besándolos, dijo: Mi Señor, aún debo preguntaros algo más; reveládnolos y nada nos ocultéis.
 
Jeú respondió y dijo a María: Preguntad lo que deseéis preguntar, que IO os lo revelaré abiertamente y sin similitudes.
 
María respondió y dijo: Mi Señor, entonces no habéis traído Misterios al mundo por la pobreza y la riqueza, ni por la debilidad y la fuerza, ni por enfermedad y la salud de los cuerpos, ni por nada de esto, si no que si vamos a algunas de las regiones de la Tierra y no tienen Fe en Nos, y si no escuchan nuestras palabras, y ejecutamos algunos Misterios de esas regiones, ¿Pueden saber con certeza y en verdad que sí predicamos la Palabra del Dios del Universo?
 
Develación:
Los Misterios de las Alturas que llegan a los Hombres de buena Voluntad por la Misericordia del Inefable, no se otorgan a las Humanidades con el exclusivo propósito de equilibrar las antítesis existentes en los mundos tridimensionales donde reina la dualidad conceptual, si no que, principalmente, tiene la finalidad de afianzar la autoridad Krística de quienes predican la Palabra de Dios Vivo, para que puedan éstos ejercer una convincente como poderosa Taumaturgia, capaz de realizar verdaderos prodigios en la materia.
 
110.2 El Misterio de la Resurrección de los muertos
 
Texto original:
El Salvador respondió y dijo a María en medio de los Discípulos: Concerniente a este Misterio sobre el que me preguntáis, os he hablado antes, pero lo repetiré, y diré la Palabra ante Vosotros. 
 
Por lo tanto, María, no solamente Vosotros, si no cualquier Hombre que llegue al Misterio de la Resurrección de los muertos, ése que expulsa los demonios y cura todos los dolores, y todas las enfermedades, y al ciego, y al cojo, y al maltratado, y al mudo, y al sordo, como ya os lo he dicho antes, aquél que reciba ese Misterio y lo llegue a completar, si pide por todas las cosas, por la pobreza y la riqueza, por la debilidad y la fuerza, por enfermedad y la salud, por todas las curaciones del cuerpo, y por la resurrección de los muertos, y por la curación del cojo, y del ciego, y del sordo, y del mudo, y todas las enfermedades y todos los dolores, en una palabra, aquél que complete ese Misterio y pida las cosas de las que acabo de hablaros, rápidamente las conseguirá.
 
Develación:
De este modo Jeú Mikael aclara a sus Discípulos que no solamente ellos podrán realizar prodigios para patentizar su origen Celestial, si no que, además, todo verdadero Hombre o Iniciado que haya llegado a resurgir de entre los muertos vivientes, merced a calificar los Misterios del Æón Trece, e independientemente de la Parroquia Gnóstica (Doctrina) que transite, tendrá como auténtico Kristificado, plena autoridad para pedir del Padre todo cuanto fuere preciso para el cumplimiento de su trascendental Ministerio entre los Hombres.
 
Y sin lugar a dudas que todo cuanto ofrece el Adorable como Poder legítimo para que ejerza el aventajado Resurrecto, será palpable y visible en esta tridimensionalidad, llegando a ejecutar con plena Autoridad Divina las más grandes maravillas para aliviar los dolores y curar las enfermedades de la psiquis y del cuerpo, pudiendo llegar a negociar hasta con la misma muerte, cuando el caso excepcionalmente requerido así lo amerite, para devolverle a alguna persona especialmente digna, la preciada vida.
 
Con Amor y Fe:
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ, en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s